Triste aniversario para Atlético Nacional

Cuando cumple 65 años, el equipo pasa por una crisis deportiva, motivada por indisciplina de los jugadores, según allegados al club.

La derrota 2-1 del sábado contra el Huila en Medellín ha confirmado lo que se comentaba en voz baja desde hace algunas semanas: la indisciplina de los jugadores es una de las causas de la crisis de Atlético Nacional, el equipo que pagó 15 mil millones de pesos en refuerzos para este semestre y que ahora está penosamente eliminado de la Liga Postobón, a cuatro fechas del final de la fase regular del torneo.

La ocasión lo ameritaba: Atlético Nacional cumplía 65 años desde su creación, casualmente el sábado pasado. Por eso los directivos no escatimaron esfuerzos económicos en contratar a 15 jugadores de primera categoría para luchar por la Liga, la Copa Colombia y la Libertadores. Sin embargo, su presente deportivo no refleja la inversión inicial.

En lo deportivo, el equipo no ha podido encontrar una identidad futbolística, pues no ha podido establecerse un sistema de juego definido. Además, su defensa ha tenido problemas para engranar. Y Macnelly Torres, capitán y de quien se espera más que del resto (es que el que más gana de la plantilla, con un sueldo de casi 100 millones de pesos), no ha estado a la altura de las expectativas en torno a su regreso del equipo.

La pregunta es si en verdad el equipo respalda totalmente a Santiago Escobar o si le están dando la espalda. “El cuerpo técnico y los directivos han manifestado que en el equipo no hay problemas, que hay unión. Fue muy extraña una reunión, hace poco, de los jugadores solos, sin el técnico. Es raro que en un plantel donde no haya divisiones los futbolistas se reúnan solos”, aseguró una fuente.

Los problemas no sólo son deportivos, también de indisciplina y compromiso de los jugadores. Sin ir más lejos, hace ocho días Dorlan Pabón llegó una hora tarde a un entrenamiento en Llano Grande, con gafas oscuras y gorra. Versiones periodísticas aseguran que la noche anterior había estado consumiendo licor con unos amigos en su barrio, cuando al día siguiente viajaban a Chile para enfrentar el último partido de la fase de grupos de la Libertadores ante la U. Pabón, quien es goleador de ese certamen con siete tantos, fue multado por la institución.

Lo más curioso del tema es que, a ese mismo entrenamiento, Macnelly Torres y Luis Fernando Mosquera ni siquiera se presentaron. Un comunicado de prensa del club, días después de lo sucedido, aseguró que el primero había solicitado un permiso y que el segundo sufría de una virosis.

Pero más allá de eso, muchos allegados acusan arrogancia por parte de muchos jugadores. “El manejo y el trato con la prensa ha sido muy malo, muy descortés. Ellos mismos dicen con quién hablan, cómo hablan. Esos futbolistas están aburguesados y no les importa sino el dinero. Están por el tema económico y no por el amor a la institución”, dice Wilson Díaz, del diario El Colombiano de Medellín.

Además de eso, circulan rumores de lucha de egos dentro del camerino, que se evidencian en la cancha y en disputas internas. “Hace unos días Dorlan Pabón y Macnelly Torres discutieron fuertemente con Luis Fernando Mosquera porque no se pasan el balón los primeros con el tercero. De hecho, dicen que el club ya le está buscando equipo a Mosquera porque es uno de los que más dividen al plantel e incentivan la indisciplina”, dijo una fuente cercana que no quiso que su nombre fuera revelado.

“Por eso mismo están más pendientes de la Libertadores que de la Liga”, dice Luis Alfonso Marroquín, técnico antioqueño que dirigió selecciones juveniles de Colombia en los años 80. “El futbolista que tiene talento es delicado y sufre de paranoia: todo el tiempo cree que lo están persiguiendo. Y todo eso extradeportivo se ve reflejado en la cancha. Es una lástima y espero que no pierdan la inversión tan grande que hicieron”, añade.

La disparidad en el rendimiento de ambos torneos es notoria. En la Liga, Nacional sólo ha ganado cuatro partidos, empatado tres y perdido siete. Ha anotado 18 goles y ha recibido 15. Y en Libertadores ha ganado tres, empatado dos y perdido sólo uno, contra la U de Chile. Ha marcado 16 veces y recibido ocho tantos.

La impaciencia de la hinchada es total. El sábado, que fueron derrotados por Atlético Huila, los jugadores salieron chiflados, sobre todo Macnelly Torres cuando fue reemplazado por el juvenil Juan Fernando Quintero, faltando 20 minutos para el final.

Lo cierto es que al equipo sólo le queda la Libertadores. Y si no pasa los octavos de final, que empiezan mañana contra Vélez Sarsfield en el Atanasio, Santiago Escobar presentaría inmediatamente su renuncia al club.

Por ahora, Nacional vive un cumpleaños amargo.